Preguntas frecuentes

¿Qué es una 'doula para el final de la vida'?

Una doula para el final de la vida es un profesional no médico que está capacitado para atender las necesidades prácticas, emocionales, sociales y espirituales de una persona antes, durante y después de la muerte.

Las doulas para el final de la vida ayudan a las personas a tener la muerte que quieren y brindan apoyo holístico tanto al sujeto cercano a la muerte como a sus seres queridos.

 

Sin embargo, aunque las doulas para el final de la vida son principalmente conocidas por la atención que brindan durante el transcurso de una enfermedad terminal, el proceso de muerte y el período de duelo, lo cierto es que trabajamos con cualquier persona, independientemente de su estado de salud o edad.

 

Las doulas para el final de la vida también son conocidas como:

  • Doulas de muerte.

  • Parteras de almas.

  • Guías de transición.

 

 

¿Cuánto tiempo le dedicas normalmente a cada persona?

Tanto como la persona desee o necesite. Llegaré cuando me lo soliciten y me quedaré el tiempo que haya sido acordado de antemano, o el tiempo que sea necesario. Esto puede ir de una hora a varias horas durante un período de días, semanas o meses. Por ejemplo, al comienzo de una enfermedad, yo podría estar con la persona solo un par de horas por semana, pero a medida que la enfermedad progrese mi presencia podría ser requerida más continuamente y entonces estaría con ella por muchas más horas, quedándome incluso a pernoctar si es necesario. 

 

 

¿Cómo trabaja la doula para el final de la vida con las otras personas involucradas en el cuidado de una persona?

La doula para el final de la vida colabora y trabaja mancomunadamente con los profesionales de la salud, el equipo paliativo y los demás cuidadores, respetando sus roles pero al mismo tiempo llenando los vacíos que ellos no pueden llenar.

 

 

¿Qué tipo de cosas no puedes hacer?

Yo no realizo ninguna maniobra clínica, no administro medicamentos, no proporciono asesoramiento médico y no tomo ninguna decisión respecto a la atención de la persona. 

¿Quienes pueden beneficiarse de sus servicios?

Además de las personas con una enfermedad terminal y todo aquel que se encuentre cercano a la muerte, otros ejemplos de quienes pueden beneficiarse de mi acompañamiento son:

  • Todos los que deseen saber más sobre la muerte y el morir.

  • Los cuidadores de una persona al final de la vida.

  • Aquellos que quieran examinar sus deseos y/o deseen hacer un plan para la etapa final de sus vidas.

  • Cualquiera que necesite ayuda para hacer sus voluntades anticipadas y comunicar sus decisiones a otros.

  • Las personas que requieran apoyo después de recibir un diagnóstico o perder a un ser querido.

  • Los adultos mayores que necesiten asistencia adicional porque su proceso de envejecimiento ha comenzado a interferir con su capacidad para vivir de forma independiente.

  • Aquellas personas que necesiten orientación sobre los aspectos prácticos y formalidades que deben realizarse después de la muerte.

  • Los individuos, grupos y comunidades que quieran abordar la muerte de manera diferente.

¿Cuándo deberíamos ponernos en contacto con una doula para el final de la vida?

Generalmente cuanto antes mejor. Sin embargo, esto dependerá de la persona y situación específicas. Por ejemplo, con las personas a las que se les ha diagnosticado una enfermedad terminal, la ayuda comienza en la fase final de sus vidas (desde el día del diagnóstico, en una etapa intermedia o incluso justo antes de su muerte); mientras que con las personas que requieren asistencia respecto a sus voluntades anticipadas el apoyo puede comenzar muchos años antes del final de sus vidas.

 

 

¿Podrías ayudarme a mí o a mi ser querido si no vivimos en Chesterfield o estamos fuera del Reino Unido?

Sí. Yo puedo viajar distancias moderadas y, si te encuentras lejos, podemos utilizar alguna plataforma digital para encontrarnos (ej. Zoom, WhatsApp o FaceTime). ¡Afortunadamente muchos de mis servicios pueden brindarse de forma remota!

 

 

¿Ofreces tus servicios en otro idioma?

Sí, aunque estudié en países de habla inglesa y vivo en el Reino Unido mi idioma nativo es el español, por lo que hablo ambos idiomas con fluidez.

Ahora permíteme hacerte algunas preguntas:

¿Qué sientes cuando piensas tu propia muerte o la muerte de tus seres queridos?

¿Le tienes miedo a la muerte? Si es así, ¿cuál es tu miedo principal?

¿Cómo sería una buena experiencia de muerte para ti? ¿Sabes lo que significa tener una buena muerte para tus queridos?

¿Están tu y tus seres queridos preparados para la muerte?

¿Has pensado en eso que te gustaría o no te gustaría experimentar al final de tu vida? ¿Conocen tus seres queridos esos detalles? ¿Conoces tú los deseos de ellos?

¿Qué pasaría si te dijeran que vas a morir pronto? ¿Existe algo que te gustaría hacer o personas con las que quisieras reconciliarte?

¿Quieres morir solo o acompañado? Si quieres compañía ¿a quién te gustaría tener cerca mientras mueres?

¿Qué te gustaría que pasara en tus últimos momentos? ¿Saben tus seres queridos estas cosas? ¿Sabes tú esas cosas sobre ellos?

¿Dónde te gustaría morir y qué quieres que pase con tu cuerpo después de tu muerte? ¿Tus seres queridos lo saben? ¿Sabes tú qué quieren ellos?

¿Cómo te gustaría que los demás te recuerden? ¿Qué estás haciendo para que así sea?

No sabemos cuándo vamos a morir o cuando morirán nuestros seres queridos, pero si sabemos que la muerte es inevitable. Por ello te invito a que pienses al respecto y a que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

marianadoulalogo.png